Trucos para recuperar la figura después de Navidad

0
532

Termina la Navidad y no reconozco mi figura.

El mismo Día de Reyes empieza ya el remordimiento sobre todos los caprichos que te has dado en Navidad. Podríamos decir que antes también, que entre celebración y celebración ya vamos lamentándonos sobre qué será de nuestra figura tras los excesos. Que si las cenas con los compañeros, con los amigos, que si las cenas de Nochebuena o Nochevieja, un poquito de turrón o un mantecado de media tarde, y no cómo olvidarnos de nuestro amado Roscón de Reyes.

Y claro, todos nos proponemos mejoras de año nuevo pero, en cuanto a la dieta, hasta el 6 de enero nada de nada. Pero todo llega y cuando volvemos a la rutina volvemos a pensar seriamente en el día que comenzaremos a hacer un poco de dieta para volver a nuestro peso ideal. Si estás en esa situación, no te apures, con unos trucos para adelgazar después de los excesos de Navidad podrás rebajar ese peso de más.

Ante todo, seamos conscientes de nuestra alimentación

Uno de los aspectos más importante de todos es que para empezar la dieta hagas cinco comidas diarias a base de ensaladas, verduras, yogures desnatados, productos sin grasas, etc. Con esto, conseguiremos evitar picar entre horas, grandes atracones de comida, así como mantener activo nuestro organismo.

Evita las bebidas azucaradas y el alcohol todo lo que puedas. Las infusiones, caldos de verduras y el agua te ayudarán en tu objetivo.

No comas grasas saturadas (o evítalas todo lo que puedas), que se acumulan directamente en el cuerpo como tejido adiposo y después la operación bikini se te va a hacer más cuesta arriba. Este tipo de grasas se encuentran presentes en la bollería industrial, la parte grasa de las carnes, los fritos… y lo sabemos.

Junto a las grasas, también hay que tener mucho cuidado con los hidratos de carbono. Es importante consumirlos pero ten cuidado porque si no haces algo de ejercicio posteriormente, éste alimento puede jugarte una mala pasada y llegar a convertirse en grasa acumulada en tu cuerpo.

Además no te olvides de beber al menos 1’5l de agua al día. Sabemos que con el frío a veces cuesta más pero te ayudará a eliminar toxinas y antener tu cuerpo bien hidratado.

El ejercicio físico, imprescindible.

Y es que, además de cuidarse en la alimentación, también es conveniente hacer algo de ejercicio físico; porque por mucha dieta que hagas, si no haces algo de deporte, no tienes nada que hacer.

Si esta parte te cuesta un poco (sabemos que el frío hace que nuestra pereca aumente) puedes comenzar cambiando algunos hábitos durante las primeras semanas. Subir por las escaleras, bajar una parada de bus antes para dar un pequeño paseo (a buen ritmo) hasta llegar a casa. Mantenerte un poco más activo de lo normal en casa incluso cuando estás viendo tu serie favorita…

En definitiva, para volver a recuperar tu figura previa a las Navidades no tienes que pensar en grandes diestas de choque ni en matarte de hambre. Si tomamos hábitos como una buena alimentación, variada y saludable así como introducimos algunos cambios e incidimos en ellos durante unos días veremos que tdo está en nuestras manos y, sobre todo, en nuestra mente.