Poros en la piel: por qué no se cierran

0
498

Los poros juegan un papel esencial para la limpieza y normal funcionamiento de nuestra piel. En el siguiente post os explicamos sus funciones y una serie de consejos a seguir para su correcto cuidado. ¡Sigue leyendo!

Los poros en la piel son unos minúsculos orificios presentes en nuestra piel y que tienen diferentes funciones relacionadas con el cuidado de nuestro cuerpo.

Junto a la aparición de puntos negros y acné, los poros abiertos constituyen uno de los mayores problemas de la dermis. No obstante, los poros son esenciales para conseguir un óptimo cuidado de la misma.

Funciones de los poros en la piel

Los poros de nuestra piel tienen diferentes funciones, las cuales son:

  • Hidratar la piel, y por lo tanto evita la sequedad de la misma.
  • Eliminar las toxinas de nuestro cuerpo.
  • Permitir la transpiración para la regulación de la temperatura de nuestro cuerpo a través del sudor.

A veces, estos poros pueden obstruirse, impidiendo de esta forma la correcta transpiración de la piel, y trayendo consigo consecuencias negativas como: la aparición de puntos negros y granos en diferentes partes de nuestro cuerpo.

Consejos para tratar los poros

La piel necesita un especial cuidado para sus poros, ya que estos trabajan bastante y pueden llegar a obstruirse. Así que, os dejamos una serie de consejos que podéis seguir para cuidarla:

  • Exfoliar la piel para mantener los poros libres de impurezas y limpios, eliminando la suciedad y las presentes células muertas que puedan existir sobre esta capa.
  • Cuidar nuestro hábito alimentario y mantener una dieta equilibrada, sobre todo libre de grasas.
  • El vapor ayuda a que los poros se abran más y así que puedan estos respirar mejor. Después, podemos usar mascarillas para el rostro, pero solo una cada 2 semanas.
  • Tomar vitamina C, ya que es un buen antioxidante que reafirma la piel y evita la aparición de elementos dañinos.
  • Evitar una alta exposición al sol.
  • Seguir una rutina de limpieza diaria para que los poros transpiren correctamente. Lavar la cara 2 veces al día con agua tibia y aplicando un gel limpiador.
  • Usar productos para hidratar la piel tanto en la mañana, como por la noche.

No obstante, recomendamos que consultéis con un dermatólogo, médico o farmacéutico sobre qué productos usar para cuidar y proteger de tus poros.

¿Queréis consultarnos más cosas sobre el cuidado de los poros? No dudad en escribirnos. Desde Farmaciasdirect estaremos encantados en atenderos.

Artículo anteriorComplementos con colágeno y sus beneficios
Artículo siguienteCostra láctea: qué es y cómo se quita
Cristina
Cristina Rodriguez es una farmacéutica titulada, con una larga experiencia profesional en farmacia física, oficio que empezó a desempeñar en el año 2014, al finalizar el grado en Farmacia en la Universidad de Sevilla. A partir de este momento, ha compaginado su trabajo en la Farmacia i+ Campos Garrido, con cursos de formación, en diferentes áreas como dermocosmética, salud ocular o dolor articular. Lo que le ha aportado el conocimiento necesario para ofrecer asesoramiento personalizado en Farmaciasdirect. Junto con Mercedes Sanz, Sandra Villalón y Curro González, Cristina protagoniza vídeos y publicaciones en las que aborda temas educacionales en RRSS con el fin de informar y ayudar, en términos de salud, a los seguidores de Farmaciasdirect.