Pieles secas o deshidratadas: en qué se diferencian

0
531
Pieles secas o deshidratadas ¿En qué se diferencian?

Muchas personas usan estos dos términos indistintamente, pero la verdad es que la sequedad y la deshidratación no son lo mismo, por lo que no necesitan los mismos cuidados.

Aunque a simple vista puede parecer que la piel seca es sinónimo de la piel deshidratada, lo cierto es que existen múltiples diferencias entre ambas. Y mientras la deshidratación es una condición de la piel, que suele ser temporal, la sequedad, es un tipo de piel y suele estar condicionada por factores genéticos.

Piel seca: cuáles son sus características

La piel seca, al no estar bien nutrida, se caracteriza por ser fina, opaca, sin brillo, rugosa y con tendencia a agrietarse, a perder elasticidad e incluso a la aparición de eccemas.

Además, se trata de una condición crónica de la piel, a diferencia de lo que comentábamos antes de la piel deshidratada, que suele ser temporal. La piel seca, al igual que la mixta, grasa, normal… está condicionada por factores genéticos y externos, como climáticos y ambientales, así como por tratamientos médicos o determinadas enfermedades, que pueden acrecentar esta sequedad.

¿Qué rutina deben seguir las pieles secas? Aquellos productos, a base de fórmulas suaves e ingredientes humectantes, que aporten humedad a la piel y un extra de hidratación. Nuestra recomendación es que incorporéis en vuestra rutina facial y corporal de higiene diaria la gama Lipikar de La Roche-Posay, con tratamiento para pequeños y adultos que tienen la piel seca o con tendencia atópica.  Haz clic aquí para descubrir la línea completa.

Piel deshidratada: lo que debes saber

Por otro lado y a diferencia de la piel seca, la piel deshidratada, es una afección cutánea que puede afectar a cualquier tipo de piel y en un determinado momento.

¿Cómo identificarla? Porque notamos la piel tirante, sin brillo y nos pica muchísimo, como consecuencia de la falta de agua en el organismo y otros factores como cambios bruscos de temperatura, uso de cosméticos demasiado agresivos, estrés o exposición al sol. Todo ello hace que nuestra piel esté deshidratada.

Lo fundamental en este caso es rehidratar la piel y que ésta recupere sus reservas de agua, a partir de limpiadores suaves que purifiquen nuestro rostro, cremas hidratantes intensa de día, que aporten una hidratación continua y mascarillas regeneradoras por la noche, para fomentar la regeneración celular y mantener hidratada la piel mientras duermes.

Nuestra recomendación, la gama Hydrapase, también de La Roch-Posay. Tenéis más info sobre sus productos en este link.

Pieles secas o deshidratadas: más diferencias entre ellas

Sí, existen más diferencias entre las pieles secas y deshidratadas, como que la piel seca carece de ingredientes grasos, mientras que la piel deshidratada carece de agua. La piel deshidratada es menos resistente y es más propensa a las arrugas que la piel seca, mientras que esta suele enrojecerse y descamarse.

¡Bajamos los precios a las mascarillas! Queremos seguir cuidando de ti, por ello, hemos creado en nuestra web, una selección con mascarillas homologadas de tela, quirúrgicas, FFP2 y FFP3, tanto para los más pequeños y adultos, con hasta el 60% de dto. Para más info, haz clic.

mascarillas-quirurgicas-ffp2-ffp3