Congestión nasal en bebés: dudas y consejos

0
585
Congestión nasal en bebés: dudas y consejos

En el primer semestre de vida de un bebé, estos no pueden respirar por la boca y hasta los 2 años generalmente tendrá una respiración  por la nariz. De ahí a que sea muy común que los bebés sufran congestión nasal. ¿Como combatir estos síntomas? Te lo contamos en el post de hoy ¡Sigue leyendo!

La congestión nasal es algo normal en los bebés, aún más en las épocas de frío. Sin embargo, el motivo no siempre es el exceso de mocos, también puede ocurrir al producirse una inflamación en el tejido nasal.

Mamás y papás, sabemos que podéis llegar a sentiros  frustrados e impotentes ante esta situación al ver que vuestro peque lo pasa mal. Pero… ¡Que no cunda el pánico! En este post explicaremos las dudas más frecuentes y os daremos los mejores consejos para acabar con la congestión nasal en bebés.

Causas de la congestión nasal infantil

Las causas más comunes de la congestión nasal en bebés son:

  • Gripe o catarro.
  • Fuertes cambios de temperatura.
  • Ambientes muy secos.
  • La contaminación del ambiente.
  • El tabaco, la inhalación de humo afecta gravemente a los bebés. 

Síntomas de la congestión nasal infantil

Y entre sus principales síntomas, destacan el dolor de garganta, alteraciones del sueño, insomnio, lagrimeo excesivo, alergias, infecciones, neumonía o dificultades para respirar y alimentarse.

Y ahora la pregunta del millón ¿Qué hacer para combatir estos síntomas? ¿Y para acabar con la congestión de mi bebé? Sigue leyendo, que te lo contamos a continuación.

Consejos para combatir la congestión nasal de tu bebé

Desde Farmaciasdirect, te recomendamos que, en el caso de que tu peque presente congestión nasal y dificultad para respirar, tengas en cuenta las siguientes claves que, estamos seguros ayudarán a su bienestar:

  • Posición del bebé: es conveniente que el bebé se coloque de lado y que la cabeza esté inclinada (podemos poner una toalla bajo su cabeza y cuello), con el fin de evitar que la mucosidad nasal pase al oído y provocar otitis.
  • Baño de vapor: durante el baño, es aconsejable que el bebé aspire el vapor del agua para poder quitar cualquier obstrucción que se encuentre en sus fosas nasales. Otra opción sería poner un humificador en la habitación donde duerme el bebé para que segregue la mucosa nasal mientras descansa.

Suero fisiológico, spray y soluciones salinas: tal y como os comentaba en el vídeo, Rhinomer es una súper opción. ¿Por qué? Porque su formulación a base de agua de mar, ayudará a descongestionar sus fosas nasales y a que el bebé respire mejor.

Aspirador nasal: puede complementarse con el uso de suero fisiológico y spray, aunque no se debe usar excesivamente, ya que puede llegar a provocar irritaciones, sangrado y hasta puede favorecer la congestión nasal. ¿Nuestra recomendación? No usar más de 2 veces al día.

Hidratación: beber mucha agua ayudará a que los mocos sean más líquidos y, por consiguiente, habrá más humedad en la nariz del bebé.

¡Bajamos los precios a las mascarillas! Queremos seguir cuidando de ti, por ello, hemos creado en nuestra web, una selección con mascarillas homologadas de tela, quirúrgicas, FFP2 y FFP3, tanto para los más pequeños y adultos, con hasta el 60% de dto. Para más info, haz clic.

mascarillas-quirurgicas-ffp2-ffp3