¿Sufres molestias en la zona íntima? ¿Sabes como tratarlas?

0
177

En esta época del año, son muy típicas las molestias en la zona vaginal. A veces, con el estilo de vida estresante que llevamos, no tenemos tiempo de ir al médico, no podemos faltar al trabajo y no podemos parar nuestra rutina por unas molestias. Voy a tratar de dar unos consejos para aliviar esas molestias de un modo fácil y seguro.

Soluciona tus problemas de higiene íntima

La gama gynelaude de Cumlaude tiene solución a estos problemas:

En primer lugar vamos a hablar de la importancia de la higiene íntima femenina. La piel de la zona genital femenina es más susceptible a la acción de productos irritantes que la del resto del cuerpo. Además se encuentra en contacto con el flujo vaginal y otros fluidos como orina, menstruación y sudor, por tanto es fundamental utilizar productos específicos para evitar el mal olor, infecciones u otras molestias.

Las características fisiológicas de la zona vulvo-vaginal hacen que esté expuesta a un mayor riesgo de contraer infecciones, por lo que requiere una correcta higiene que ayude a mantener el ph adecuado.

Pero estos productos deben adaptarse a cada etapa de la mujer, es decir, una higiene íntima correcta implica emplear productos específicos que no alteren ni el pH ni la flora vaginal. Vamos a ver el pH vaginal en las diferentes etapas de la mujer:

– INFANCIA: durante la infancia no hay estímulo de las hormonas sexuales como los estrógenos. Hay escasos lactobacilos y la mucosa vaginal es delgada y con un bajo contenido en glucógeno. El pH de esta etapa es prácticamente neutro, alrededor de 7. Con frecuencia pueden aparecer irritaciones y en algunos casos, vulvovaginitis infantil.

– PERIODO FÉRTIL: en esta etapa existe estímulo de las hormonas sexuales que engrosan la mucosa vaginal e incrementan el contenido en glucógeno. El pH vaginal oscila en unos valores entre 3,8 y 4,4, lo que garantiza la acidez del entorno vaginal. Durante la menstruación y tras las relaciones sexuales el pH aumenta y disminuye el número de lactobacilos, lo que aumenta el riesgo de infecciones e irritaciones.

– EMBARAZO: durante la gestación hay un incremento de progesterona y un aumento del flujo sanguíneo en la zona genital. Durante el embarazo es cuando se tiene un pH más ácido, alrededor de 3,5. Este periodo aumenta el riesgo de candidiasis y vulvovaginitis.

– MENOPAUSIA: Los niveles de estrógenos disminuyen progresivamente, lo que conlleva cambios de la piel vulvar y vaginal tales como adelgazamiento, sequedad y pérdida de elasticidad, y la imposibilidad de mantener la flora vaginal habitual. El pH vuelve a alcanzar valores muy neutros, alrededor de 7, y se favorece el crecimiento de una flora mixta que predispone al desarrollo de infecciones y malestar.

Higiene íntima

Gynelaude higiene íntima diaria. Es un gel limpiador específico con ácido hialurónico hidrolizado para la higiene íntima diaria que proporciona la protección cotidiana necesaria. Respeta el pH de la piel y las mucosas sensibles sin alterar la capa hidrolipídicas de la epidermis. Etapa fértil. pH 3,8

Gynelaude higiene intima deligyn. Gel limpiador delicado, específico para la higiene diaria de las mucosas genitales que presentan picor, enrojecimiento, escozor o fenómenos de hipersensibilidad también debidas a las alteraciones del pH vaginal. Etapa infantil, etapa menopáusica. pH 7.

Gynelaude higiene íntima CLX gel. Gel y mousse formulados con clorhexidina (0,1%) con acción antiséptica y un seleccionado complejo antimicrobiano vegetal, con acción protectora, higienizante y refrescante, sin alterar el equilibrio de la piel y las mucosas. pH 5,5.Está indicado en los siguientes casos:

– Excesivo desarrollo de la flora microbiana local, molestias e inflamación.

– Después de relaciones sexuales.

– Durante embarazo y postparto.

– Durante e inmediatamente después del ciclo menstrual.

Todos estos productos de higiene son 0% parabenes, jabón, alcohol, colorantes y sulfatos agresivos.

Cuidado diario e hidratación

Son productos especialmente formulados para combatir la sintomatología asociada a sequedad vaginal: picor, irritación, enrojecimiento, dolor en las relaciones sexuales.

Gynelaude mucus: Gel lubricante que favorece las relaciones sexuales y facilita el uso de tampones. Ofrece una viscosidad y sensación táctil similar al moco cervical. Indicado para evitar el coito doloroso por cambios hormonales (menopausia, postparto), periodos de estrés o periodos de tratamientos con fármacos. Tiene acción lubricante y acción hidratante y desensibilizante. pH 6 y no altera la integridad del preservativo.

Gynelaude hidratante externo: hidratante de la zona genital externa. Reduce la irritación y alivia el escozor.

Gynelaude hidratante interno: hidratante vaginal. Combate los síntomas de irritación, sequedad y picor de las mucosas, restablece el pH vaginal después de infecciones. Formato en monodosis más higiénico, cómodo, rápido y asegura una óptima dosificación. Indicado en postparto y lactancia, tratamientos que producen sequedad y uso de anticonceptivos orales. pH 4. No altera la integridad del preservativo.

Cuidados Ginecológicos CLX

Son productos especialmente indicados en caso de excesivo desarrollo de la flora microbiana local, actuando frente a olores desagradables, picores molestos e irritaciones de la zona íntima, respetando el equilibrio de la piel y mucosas.

Gynelaude hidratante externo CLX: hidratante de la zona genital externa en caso de excesivo desarrollo de la flora microbiana local. Clorhexidina (0,2%). Aplicar una vez al día durante unos días hasta eliminar las molestias o el flujo excesivo.

Gynelaude lavado vaginal CLX: Solución monodosis con acción higienizante, calmante y refrescante que ayuda a prevenir los estados inflamatorios vaginales. Clorhexidina (0,2%). Aplicar una o dos veces al día.

Gynelaude óvulos CLX. Óvulos vaginales que ayudan a prevenir los estados inflamatorios vaginales. Acción suavizante, hidratante y calmante. Clorhexidina (0,2%). Aplicar una vez al día preferiblemente por la noche durante 5 o 10 días.