Quemagrasas y reservas energéticas

0
161

Existen procesos fisiológicos perfectamente sincronizados en nuestro organismo que gestionan nuestro balance energético, se inician con la ingesta de alimentos, estos se transforman en energía y se depositan en nuestros reservorios, almacenados y preparados para una posible demanda de combustión de los mismos, tan pronto sean requeridos; conformando una amalgama compleja de reacciones cuyo fin último es equilibrarse en un proceso llamado HOMEOSTASIS, motivo de estudio en este nuevo post.

Dieta (ingesta energética) – Homeostasis – Actividad física (Gasto energético)

Fisiología

Es necesaria una visión general de nuestra fisiología para poder comprender y entender aquellos procesos que se producen en nuestro organismo.

Cuando comemos, la grasa que es digerida y procesada se emulsiona en forma gotas que se funden en vesículas y se almacenan como triglicéridos en los adipocitos, células responsables de su almacenamiento, localizados en zonas concretas del organismo principalmente a nivel abdominal aunque también en regiones glúteas, estas células acaban formando el tejido adiposo.

Esquema Adipocito

Existen dos tipos de adipocitos: el blanco y el marrón. El blanco será un depósito de reserva energética a largo plazo, mientras que el marrón gracias a las mitocondrias es el encargado de la combustión de la grasa o termogénesis.

El tejido adiposo está formado por 18% de agua, un 80% triglicéridos y 2% de proteínas, está altamente vascularizado (un capilar por cada adipocito), lo que confiere un consumo de 4ml por cada 100 gramos por min de sangre, esto supone para que nos situemos, un gasto energético muy grande que denota un metabolismo considerable, siendo incluso el flujo sanguíneo superior al del músculo esquelético, cuando se encuentra en reposo.

Como dato orientativo un varón adulto joven puede llegar a almacenar en su tejido adiposo entre 60.000-100.000 calorías y tiene entre 25 y 30 billones de adipocitos.

El número de adipocitos es el primer factor alterado en el sobrepeso, estas células depósito pueden alcanzar hasta un 170-180% de su tamaño normal, pero superado este límite se dividen por hiperplasia y comienzan a multiplicarse, creciendo el tejido adiposo. Alcanzado este punto aunque haya restricción calórica no disminuirán en número, si bien si disminuirán algo su tamaño que acabamos de ver es el otro factor alterado, por lo tanto se puede clasificar la obesidad en hipertrófica (tamaño) o hiperplásica (número).

¿Cómo se regula?

A) Sistema Endocrino

El tejido adiposo es un órgano metabólicamente activo capaz de segregar hormonas que intervienen en la regulación del peso corporal:

Leptina: Es producida en el tejido adiposo blanco y por señalización al hipotálamo, actúa como lipostato, si hay suficiente energía acumulada en el adipocito se libera al torrente sanguíneo, frenando el apetito; aumentan unos neuropéptidos que inhiben la ingesta, en personas con obesidad esta hormona esta aumentada, asociada a la resistencia creada.
Adiponectina: favorece que se oxiden los ácidos grasos y que la glucosa entre en los tejidos, su valor es inversamente proporcional al IMC.
Citoquina(il-1il-6 fnt): favorecen la lipólisis inhibiendo la acumulación de lípidos. Se observan deficiencias en obesidad.
Insulina: cuando su concentración es baja se induce la lipolisis.

B) Sistema Nervioso Autónomo o Simpático

Es el responsable de la actividad en los tejidos adiposos, sus neurotransmisores Adrenalina y Noradrenalina(NA) actúan sobre los receptores de los adipocitos (receptores adrenérgicos postsinápticos), que desencadenan la lipolisis o termogénesis.

SNS – Noradrenalina (NA) – Receptor Adipocito – Lipolisis – Termogénesis

La lipolisis es el proceso de descomposición de la grasa para ser quemada, recordemos que estaba almacenada como triglicérido. Esta saldrá del adipocito en forma de una molécula de glicerol y tres ácidos grasos, viajaran al torrente circulatorio y será en el músculo, concretamente en la mitocondria, donde se queme. Un régimen hipocalórico muy agresivo podría crear resistencias en las enzimas que controlan este mecanismo (feedback negativo) y no se liberaría la grasa a un ritmo adecuado, por ello es fundamental una dieta adecuada acompañada de ejercicio saludable.

C) Sistema Linfático

Es de gran importancia para nuestro tejido adiposo porque nos asegura el transporte de lípidos así como productos de desecho. Es un sistema no propulsado cuyo liquido, la linfa, proviene de la sangre y vuelve a la sangre, queda subordinado al movimiento de los músculos mediante masaje natural y su misión aparte de inmunológico, será el drenaje y limpieza de sustancias de gran tamaño superior a 100 micras, para un óptimo funcionamiento será indispensable el deporte, otra vez más.

Tratamiento Fitoterapéutico

Se define como aquel tratamiento con plantas medicinales (conocidas vulgarmente como “quemagrasas”) que se pueden emplear como coadyuvantes en sobrepeso y su administración debe ir acompañado de una adecuada ingesta de alimentos y un incremento en el gasto energético mediante un planificado calendario de ejercicios personalizados, para poder alcanzar objetivos con Seguridad y Eficacia.

TÉ VERDE “Camellia Sinensis”

El té verde es estabilizado por calor seco y secado rápidamente, es el más rico en sustancias activas de todas las variedades, contiene Catecolaminas (gegc), bases xánticas y fenoles. Capaces de influir acelerando los procesos de termogénesis.

La concentración de estas sustancias es determinante y puede alcanzar hasta un 20% según variedad, edad y época de recolección de la planta, influyendo en la calidad del producto que adquirimos, algunos laboratorios farmacéuticos invierten en técnicas de extracción y en catalogar la huella digital a las sustancias vegetales que comercializan, evitando ambigüedades dentro de una misma especie de vegetal, garantizando con estudios clínicos unos óptimos resultados, que los diferencian.

Efectos:

Antes de absorberse las grasas a nivel intestinal, debían de formar gotas de grasa tenían que ser emulsionadas por la bilis y procesada por la lipasa pancreática, pues bien, el té disminuye este proceso perdiéndose parte de la grasa ingerida.
Disminuye la proliferación y diferenciación de los adipocitos, reduce la lipogénesis (formación de la grasa) en el adipocito.
Aumento de la Termogénesis: la GEGC del té produce inhibición de la COMPT (enzima que destruye la NA), aumentando la NA, de forma que se aumentan los estímulos sobre el receptor β3 de membrana del adipocito, aumentando la lipolisis. A su vez la teína estimula la fosfodiesterasa iniciando la termogénesis.

Posología:

Administramos entre 115 y 323 mg de GEGC antes del entrenamiento para poder alcanzar un incremento del orden del 35% de la termogénesis y no debe superar las 12 semanas, sin descanso, acompañado del ejercicio personalizado adecuado para que estas grasas sean combustionadas y no se acumulen en órganos como el hígado. Hablamos de un tratamiento que no altera el ritmo cardíaco como otras sustancias( principal riesgo de la efedrina) de manera significativa, capaz de disminuir la grasa poco saludable ,LDL-colesterol “colesterol malo”, y con una connotación antioxidante importante ”anti-age” que hace del té un producto ideal y muy completo para perder peso de manera saludable.

Productos Recomendados:

Fitoconcentrado de té verde. (Aboca).
Té verde. (Aquilea).
FrambuesaFRAMBUESA O RASPBERRY
Su compuesto principal es la cetona que disminuye la acumulación de grasas tras la ingesta, pues inhibe la lipasa pancreática necesaria para el proceso de almacenamiento de la grasa, además estimula la NA, esto supone como hemos visto en incremento de la lipolisis, el adipocito libera el glicerol a dosis dependiente.

Posología:

Administramos 800 mg al día repartidos en dos tomas, por la mañana y por la tarde.

Producto Recomendado:

Arkocetonas de frambuesa 300 (Arkopharma).
VID ROJA o “Vitis Vinifera”
Vid RojaPlanta de fuerte arraigo mediterráneo con propiedades antioxidantes y beneficiosas para nuestro sistema circulatorio.

Contiene proantocianidas, flavonoides y taninos que estabilizan las paredes vasculares, disminuyendo la permeabilidad y aumentando la resistencias de los vasos, proporcionan elasticidad de modo que promueven la circulación sanguínea a nivel del capilar; muy importante en el tejido adiposo donde vimos lo altamente vascularizado que estaba, el adipocito necesita que el sistema circulatorio funcione de la manera más optima posible.

Productos Recomendados:

Fitoconcentrado vid roja. (Aboca).
Revidox. (Actafarma).
Diente de LeónDIENTE DE LEÓN
Planta con marcado efecto diurético, aumenta el flujo urinario, drenante, depurativa, contiene ácidos fenólicos.

Productos Recomendado:

Fitomagra drenaplus. (Aboca).
Tratamiento propuesto
AdiproxAdiprox
Diluir 15 ml del producto en medio litro de agua, beber a sorbos antes del ejercicio aeróbico, durante dos meses.

Coadyuvante de la fisiológica funcionalidad de a microcirculación y el tejido adiposo; ya que ayuda a combatir el estrés oxidativo sosteniendo los procesos de termogénesis y lipolisis.

Té Verde + Semilla de Uva (Adiprofen).
Diente de León.
Citrus: Sinefrina (inductor de termogénesis).
Manzana: ácido málico.
Aquilea RaspberryCetona Aquilea
Tomar un comprimido cada doce horas antes de las principales comidas, durante dos meses.

Té Verde + Extracto de Frambuesa + Cromo

Conclusión

El 30% de la población española presenta obesidad abdominal, lo que duplica el riesgo de mortalidad, la probabilidad de sufrir enfermedades (diabetes, hipertensión, colesterol…) se multiplica entre 1.5 y 2 veces más.

En la población infantil el dato de obesidad es aterrador: entre el 14% y el 26.3% de los niños, de los más altos de Europa y por regiones geográficas Murcia, Andalucía y Canarias presentan las mayores tasas de obesidad, siendo la incidencia superior en zonas rurales que en urbanas, por ello es necesario tomar conciencia del problema y conocer algunas claves saludables para combatir este problema, será el objetivo desde nuestra farmacia online.