Con la bajada de temperaturas, también hay que cuidar la piel

0
124

En verano, estamos acostumbrados a cuidarnos mucho la piel y, sobre todo, a protegerla de la inclemencia del sol. Sin embargo, a medida que pasan los meses, entra el otoño y baja la temperatura, abandonamos la costumbre de mimarla como merece. Con la llegada del frío, también hay que tratarla adecuadamente.

Las estaciones más frías del año son igual de perjudiciales para nuestra piel que las más calurosas. La humedad que lleva el aire frío es mucho menor hasta el punto que acaba resecando enormemente nuestra piel. Si a ello le añadimos rachas de viento altas, el agua de nuestra dermis disminuye aún mas.

Para evitar las rojeces y sequedades típicas de esta época del año es importante crear una barrera entre nuestra piel y el aire. Evidentemente, todos vamos más tapados en invierno, pero hay partes de nuestro cuerpo que quedan a merced de la intemperie como el rostro o las manos.

Con el frio es habitual que la piel se muestra más seca y deshidratada de lo habitual, pero además podemos encontrarnos con otro tipo de problemas como:

Acné:

Aunque no es habitual sólo de esta época del año, con el frío se pueden agravar los problemas y puede aparecer brotes en exceso. Deberás recurrir a tratamientos que puedan aplacar su aparición como la solución Bioderma Sebium H2O 500 ml que eliminará cualquier impureza de tu rostro.

Descamación:

A consecuencia de la pérdida de agua, la piel reacciona y se vuelve más frágil y quebradiza. Es muy típica la descamación en zonas que son más sensibles. En algunos casos pueden derivar en pequeños eczemas. Una solución para evitarlo es la crema Bioderma Atoderm Duo que aplicada de manera diaria aportará la hidratación que tu piel necesita. Y si quieres evitar el resecamiento cutáneo, dúchate cada día con un gel nutritivo como el Avena Gel 750 ml Multidermol que restaura al instante la capa protectora y devuelve a la piel toda su suavidad.

Labios cortados:

La bajada de temperaturas resecan nuestros labios hasta extremos en que quedan cuarteados provocando ligeras molestias. En estos casos recurre a Atoderm Stick Labial que permitirá que recuperes toda su suavidad y flexibilidad. El Avene Stick Labial también es otra opción que además incorpora un factor de protección para pieles sensibles al sol en cualquier época del año.

Manos resecas:

El aire deja una manos ásperas y deslucidas que deberás hidratar cada día. Recurre a fórmulas efectivas como Neutrogena Duplo Crema de Manos Concentrada que nutre, repara y protege tus manos estropeadas. Si lo prefieres, también puede recurrir a Ictyane CR Manos 50 ml.