Alimentos que sacian el apetito y ayudan con la dieta

0
128

Muchas personas relacionan dieta con pasar hambre, y no tiene porqué ser así si llevamos a cabo una dieta equilibrada y saludable. Existen alimentos que tienen pocas calorías, que ayudan a saciar el apetito y hacen que la espera entre comidas sea más amena. Farmaciasdirect trae diez alimentos ideales para que no piques entre horas o si lo haces que sean comidas sanas y que sean bajas en calorías.

¿Por qué tenemos sensación de hambre?

El hipotálamo es el centro cerebral encargado de controlar el circuito del hambre. Cuando tenemos el estómago vacío nuestro cuerpo genera una hormona llamada ghrelina que emite unos ácidos al cerebro que éste interpreta como ‘hambre’.

Los nutricionistas recomiendan comer alimentos ricos en proteínas y fibras, debido a que estos se asimilan más lentamente y otorgan mayor sensación de saciedad. Por otro lado, los alimentos ricos en hidratos de carbono aumentan la sensación de hambre al asimilarse más rápidamente.

Trucos para matar el ‘gusanillo’

  • La señal de saciedad tarda unos 20 minutos en llegar al cerebro, por lo que comer despacio ayudará a sancionarnos más rápidamente.
  • Evitar comer alimentos muy ricos en carbohidratos, debido a que aumentan los niveles de glucosa en sangre y se segrega más insulina para facilitar su almacenamiento. Esto genera un efecto rebote que hace bajar los niveles de glucosa y vuelve a aparecer la sensación de hambre.
  • Beber dos vasos de agua 10 minutos antes de cada comida. Esto saciará el apetito y ayudará a no comer más de lo debido.
  • Programar actividades físicas entre comidas te ayudará a olvidar el apetito y acelerará tu metabolismo.

Ahora sí, os presentamos diez alimentos ideales para saciar el hambre

  • Pera: Es una fruta rica en potasio. Regula la presión arterial y reduce las probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares.  Una pera entre comidas es ideal para aplacar el apetito. Su alto nivel de pectina beneficia la pérdida de peso.

  • Soja: Es la proteína vegetal con menos grasas. Sus aminoácidos proporcionan la cantidad perfecta de proteínas esenciales para el cuerpo. En formato lácteo, es recomendable usarlo tanto en la merienda o en la cena.

  • Legumbres: Son alimentos equilibrados nutricionalmente y sacian el hambre. Poseen una mezcla de fibra, hidratos de carbono lentos y proteínas. En pequeñas cantidades son ideales para utilizarlas en el almuerzo, eso sí, sin acompañarlas de grasas.

  • Avena: Son perfectas para el desayuno. Con este alimento se puede llegar al almuerzo sin picotear. La avena posee una alta gran cantidad de fibras y también tiene buenos índices de proteína. Es recomendable acompañarlas de frutas, yogur o leche.

  • Zanahorias: Contienen gran cantidad de agua y fibra que llenan el estómago. Tiene vitamina A que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y proteger la piel de la radiación solar, además son perfectas para comerlas en cualquier parte por su tamaño.

  • Frutos secos: Son ricos en proteínas y ácidos grasos sanos. La dureza de estos hace que tengas que consumirlos lentamente, algo que ayuda a saciar el apetito. Son preferibles las nueces, las almendras y las avellanas, eso sí, sin salar y ni tostar.

  • Manzanas: Es uno de los mejores alimentos para saciar el apetito. Tienen un alto índice de fibra, y más aún si se consumen con la piel. Son ideales para comerlas fuera de casa puesto que se conservan perfectamente.

  • Carne magra: Es una variedad de carne que contiene menos de un 10 por ciento de grasa por cada 100 gramos. La proteína que posee es muy saludable y la mayoría posee bajos índices de calorías. Ejemplo de estas carnes son pavo, conejo, ternera, cerdo o cordero.

  • Pollo: Este alimento forma parte del conjunto de las carnes magras, pero merece mención aparte por sus cualidades. Posee más de 20 gramos de proteína por cada 100 gramos y aporta menos de 150 calorías. Es  perfecto para consumirlo en la cena debido a que estimula la activación del metabolismo en la digestión y consumen mucha energía.

  • Pescado azul: Contiene un gran índice de proteínas y ácidos graso omega 3, claves para mantener un buen estado de salud. Podemos utilizarlos en ensaladas y en gran variedad de platos. También es una buena alternativa comer pescado enlatado cuando estemos fuera de casa.