Alergia en niños – Cómo ayudar a nuestro hijo con sus síntomas

0
1219

¿Qué son las alergias?

La alergia es una reacción de nuestro cuerpo ante sustancias que nos son dañinas, y que para la mayoría de las personas son inofensivas.

¿Tiene alergia mi hijo?

Si nuestro hijo padece alguno de los síntomas que veremos a continuación en las mismas épocas del año, o ante alguna sustancia, es probable que tenga alergia. En ocasiones, los niños pueden desarrollar algún tipo de alergia en el futuro sin previo aviso.

Síntomas

Algunos de los síntomas que pueden hacer sospechar que nuestro hijo sufre algún tipo de alergia son los siguientes:

  • Ojos enrojecidos y llorosos
  • Picazón en la garganta, nariz, piel y cualquier otra zona.
  • Hinchazón alrededor de la
  • Dificultad para respirar.
  • Secreción nasal.
  • Estornudos.
  • Dificultad para respirar.
  • Hinchazón junto a la cara y la garganta.

En el caso de que presenciemos algunos de estos síntomas en nuestro hijo, es importante que le llevemos al pediatra, para que le realice un examen exhaustivo. En función de los resultados, el médico nos indicará si nuestro hijo es alérgico, y en caso afirmativo, nos dará las pautas que debemos seguir para tratarle.

¿Cuáles son las alergias infantiles más comunes?

Aproximadamente un 30% de los niños tienen algún tipo de alergia, de las cuales, las más comunes son las siguientes:

Alergia leche de vaca:

Es la alergia más común en los niños, y está producida por una alergia a las proteínas de la leche de vaca.

Dermatitis atópica:

Se caracteriza por una erupción de la piel. Algunos elementos que pueden provocar irritación son el polen, humo de tabaco, perfumes o plantas.

¿Cómo ayudar a tu hijo con sus síntomas?

Si tu hijo es alérgico a algún tipo de alimento, es importante que le enseñemos a reconocerlo, para que los evite. También es importante que todas las personas de su alrededor conozcan la alergia.

Para ayudar a su hijo con los alérgenos de vía aérea, es importante tener unas medidas de control específicas ante los diferentes aeroalérgenos:

Epitelios de animales:

  • Mantenerles alejados de mascotas en la medida de lo posible, lavar a los animales una o dos veces por semana.

Ácaros:

  • Ventilar adecuadamente la casa y mantenerla a una temperatura inferior a 25º.
  • Evitar peluches en el dormitorio.
  • Evitar alfombrados y moquetas.
  • Cubrir los colchones con fundas antiácaros.

Pólenes:

  • Usar aire acondicionado con filtro especial.
  • Mantener ventanas cerradas en horas de sol y por la noche.
  • Evitar paseos por parques y jardines en épocas de polinización.
  • Proteger los ojos de los niños con gafas lo más envolventes posible.
  • A la hora de viajar en vehículo, mantener las ventanillas cerradas.